10 claves para entender qué es Google Panda y cómo afrontarlo

Etiquetas,  

Google Panda

Han pasado ya algo más de dos meses desde la aparición de Google Panda en territorios hispanos. Desde su llegada, el nuevo algoritmo de búsqueda del gran buscador incorpora nuevas mejoras para tratar de ofrecer los contenidos más relevantes para el usuario, centrándose, básicamente, en la calidad de contenidos y en el nuevo SEO social.

Desde entonces, diversos factores como la antigüedad del dominio, URLs amigables, palabras clave, títulos y subtítulos (h1, h2 y sucesivos), frecuencia de actualización, cantidad de contenido, carga del sitio, servidor e IPs, y enlaces entrantes, parece que han pasado a un segundo plano; al igual que otras 200 variables más que nadie sabe y que pocos se atreven a comentar y a dar por válidas, y que también, con total seguridad, engrosan la dichosa fórmula matemática que tantos quebraderos de cabeza trae consigo a webmasters, desarrolladores web y blogueros de todo el planeta.

En la actualidad se busca potenciar todavía más a esas variables, dando importancia a otras que hasta el momento no tenían tanta relevancia, como son la estructura y navegación por el sitio web y la interacción con las redes sociales, donde priman, principalmente, redes sociales como Twitter, Facebook y la nueva y flamente red social de Google, Google+.

Google Panda ha sido creado para penalizar a aquellos sitios de baja calidad, que poco o nada aportan a los usuarios de la red de redes, Internet. Por ende, páginas web que copian contenido de otros portales y que carecen de utilidad para el visitante, son arrojadas a los abismos y últimas posiciones e incluso expulsadas de las búsquedas del metabuscador. A su vez, el nuevo sistema de búsqueda tratar de premiar –aunque no siempre lo consigue– la calidad de los portales que sí ofrecen ciertos estándares en cuanto a contenidos originales, de calidad, de investigación y análisis, y siempre contrastados.

Google no es humano, es un mero robot que, mediante una fórmula algebraica, trata de dar sentido a una serie de preguntas como las siguientes:

¿Confías en la información de este artículo? ¿Ha sido escrito por un experto, por un entusiasta que conoce bien el tema, o es más bien algo superficial que intenta alcanzar las primeras posiciones para ganar dinero con ello? ¿Contiene este artículo faltas ortográficas, gramaticales o de edición y estilísticas? ¿El sitio ofrece contenido original? ¿Te sentirías seguro y confiado si tuvieras que proporcionar los datos de tu tarjeta de crédito en este portal?

Muchas, muchas preguntas que nos hacen cuestionarnos… ¿qué tiene en cuenta Google Panda ahora para posicionar contenidos y qué podemos hacer nosotros como editores para mejorar nuestros blogs y sitios web?

1. Contenido único y de calidad es igual a información útil para el visitante

Hay que ofrecer contenido preciso y útil para el visitante. El usuario tiene que encontrar lo estaba buscando, por eso hay que crear títulos llamativos y concretos, junto a sus descripciones, que sean lo suficientemente explicativos y que permitan averiguar de qué trata el desarrollo interno del artículo con sólo leerlo.

Por consiguiente, nunca debemos copiar ningún texto de un tercero, ni siquiera una sola frase. La típica excusa de “si copias, enlaza” ya no vale, de hecho, nunca ha valido. Contenido único es redactar de cero, con las palabras de uno mismo, el artículo. Por supuesto, la información de un artículo o reportaje se puede extraer de múltiples fuentes de información –fiables y contrastadas–, pero eso no significa cambiar cuatro palabras o frases para formar un artículo nuevo y publicarlo con toda la autoridad del mundo. Eso NO es contenido original ni único. Google es lo suficientemente inteligente como para relacionar la estructura sintáctica de un artículo calificándolo como plagio. Sé legal… copiar sabemos todos, ¿verdad? ¿Te dejan copiar en la escuela, en el trabajo? ¡Pues Google tampoco!

2. Bueno diseño y navegación en el portal

Contar con un buen diseño, agradable a la vista, que otorgue confianza, y una navegación directa y accesible, permite que los buscadores y los usuarios visitantes nos “lean” mejor y, al mismo tiempo, favorece a la hora de crear nuestra propia marca (branding). Un diseño único e identificable, fácilmente navegable y con sentido común, hace favorable la fidelización del usuario. No olvides que la profesionalidad y accesibilidad también crean marca. Asimismo, el código interno, compatible con los estándares de calidad como W3C, son casi imprescindibles para “sumar puntos” frente a la competencia. En el SEO todo vale, todo suma.

3. Contenido bien desarrollado y sin faltas ortográficas

¿Consideras que un artículo de un sitio web determinado, es fiable si cuenta con numerosas faltas ortográficas? Una persona humana –con dos dedos de frente– seguro que no, así que Google tampoco. Repasar todos los contenidos y velar por una correcta edición (tamaño y dimensión de fotografías, coherencias gramaticales, distribución por párrafos y uso de subtítulos, corrección de tildes, etc.), implica cierta propensión en cuanto a profesionalidad de contenidos.

4. Coherencia y concordancia: contrasta con tus fuentes de información

Es cierto que no siempre es estrictamente necesario hacerlo, siempre de acuerdo a la naturaleza del contexto del artículo, pero un artículo que enlaza a fuentes fiables y contrastadas, logra mayor fiabilidad y garantía de cara al usuario final y, por consiguiente, con Google también. Por ejemplo, si hablas de una noticia cuyo fabricante o autor dispone de una nota de prensa, ¿por qué no la enlazas al final del artículo por si el usuario lo desea, poder ampliar la información de primera mano? Enlazar no cuesta nada.

5. No abusar de la publicidad

Dejando de lado la parte técnica que implica la carga excesiva de recursos al entrar a un website determinado, una gran cantidad de publicidad, gráfica o no, en muchas ocasiones impide la correcta visualización del contenido, molesta e intercepta en la navegación del visitante, lo que la convierte en una variable más para que Google Panda interprete si es o no contenido útil, profesional y de calidad para el usuario de su buscador. Piensa una cosa: si nada más acceder a un determinado portal, te encuentras con dos bloques que te impiden cerrarlos o que obstaculizan leer el contenido del site, ¿aguantarías mucho tiempo ahí? Si estuvieras viendo la televisión, ¿cambiarías de canal, verdad? ¡Pues Google también!

6. Redes sociales

Desde sus inicios, el algoritmo de Google interpretaba, principalmente, la autoridad de las páginas web en función de los enlaces entrantes que recibía. Es decir, un enlace era igual a un voto, de mayor o menor importancia de acuerdo a otros parámetros extintos o casi extintos como el Pagerank, en su vasto algoritmo de búsqueda.

Con el paso del tiempo, muchos webmasters y empresas han abusado de ciertas técnicas fraudulentas a la hora de comprar, vender e intercambiar enlaces para posicionar sus contenidos en Internet. Dicha tendencia ha obligado a que los enlaces entrantes de otros sitios web deleguen cierta importancia en la fórmula matemática de Google, al tiempo que las redes sociales han evolucionado hasta convertirse en plataformas masivas de interacción, gustos y conversación que puntúan, canalizan y valoran con suficientes fundamentos, directa o indirectamente, qué contenidos son de calidad y qué otros no lo son.

Antaño, muchos usuarios abrían y desarrollaban sus propios blogs para contar sus vivencias diarias, además de compartir y desarrollar ciertos temas más o menos relevantes para el resto de internautas. Hoy en día, el mundo ha cambiado con la aparición de las redes sociales y esa tendencia ha disminuido llegando a quedar prácticamente sustituida en un alto porcentaje. Ahora, los usuarios –en su gran mayoría– están en las redes sociales y son quienes dictan las nuevas normas de comportamiento en la Red. Y es ahí, en ese mismo contexto, donde se basa mayoritariamente el nuevo concepto de Google Panda. Porque, ¿cómo detecta Google qué es y qué no es contenido de calidad? La repercusión social 2.0, con los típicos “me gusta”, “retweets” y “+1”, favorece el posicionamiento web en buscadores. Es un hecho. Renovarse o morir. Es la nueva Web Social, es la Web 2.0.

7. Enlaces internos

Introducir, a lo largo de todo un texto, ciertos enlaces internos que estén relacionados con la temática del artículo, favorece al llamado SEO interno al mismo tiempo que hace “recordar” a los buscadores la existencia e importancia de esos contenidos que enlazamos. También, como es lógico, favorece la navegación del usuario por el contenido. Así que enlázate, pero hazlo con cabeza.

8. Artículos relacionados

Otra pregunta de respuesta más o menos sencilla: ¿cómo crees que detecta un buscador qué contenido es útil para el usuario? Por lógica, si un contenido es útil y de calidad, el usuario lo leerá y, posiblemente, accedará a otros contenidos relacionados al finalizar su lectura, sobre todo si le pareció lo suficientemente profesional e interesante. En caso negativo, el usuario volverá atrás y abandonará nuestra página web. Todo esto repercute directamente en el tiempo de interacción en el sitio y en el porcentaje de rebote (el usuario entra y sale sin consultar más contenidos), dos variables muy conocidas de plataformas de análisis como Google Analytics.

Por este motivo, contar con un apartado de “artículos relacionados” favorecerá el retener la visita del usuario y su fidelización. Además, mejoraremos la navegación del portal y sus enlaces internos de acuerdo a un óptimo desarrollo SEO.

9. Crear una comunidad de usuarios

Es fundamental tratar de conseguir fidelizar al usuario visitante. Un usuario recurrente, posiblemente deje comentarios más a menudo que otros usuarios que entraron por despiste o para una consulta puntual. De esta forma, al obtener comentarios, nosotros ganaremos en contenido –pues los comentarios son indexados en los buscadores– al tiempo que se genera un debate interno que enriquece el posicionamiento. Google lo detecta, lo ve útil y lo premia haciendo escalar posiciones en el buscador, lo que, con el tiempo, se traduce en un número mayor de visitas, e hipotéticamente de ganancias. Se entiende, obviamente, que deben ser comentarios de calidad y no puro SPAM de terceros, o insultos.

Para lograr dicha tendencia podemos crear artículos de opinión para generar comunidad, al mismo tiempo que incitamos al debate.

10. Seguir trabajando duro

Nadie dijo que esto fuera fácil. Como cualquier trabajo, Internet requiere de constancia y sacrificio. Horas y horas de trabajo –y sudor y lágrimas–. Ya sea en SEO, número de publicaciones y calidad de las mismas, tenemos que seguir trabajando duro y tratar de superarnos a nosotros mismos y a la competencia.

Siempre hay que tratar de ofrecer una utilidad al visitante para fidelizarlo y que vuelva. ¿Leerías lo que escribes, lo guardarías en tus favoritos?

¿Tú qué opinas?

Más información | Google Webmasters Blog
Fotografía | Fatty Tuna
En Recursos en web | 7 claves para lograr la influencia del nuevo posicionamiento web

2 Comentarios
  1. Leandro
    Publicado el 17 octubre, 2011 a las 18:34 | Enlace

    Muy buenos tips, yo en algunos sitios por suerte no tuve problemas con google panda en sus 2 actualizaciones debido a que he seguido todos los tips ya que como redactor adquirí varia experiencia y la adapte a mis necesidades, además de utilizar técnicas propias, ya que cada uno tiene un enfoque para escribir y realizar SEO en lo mucho o poco que sabe (yo no se nada de SEO).

    Muy bueno y explicado el artículo.

  2. Publicado el 22 febrero, 2012 a las 09:24 | Enlace

    Genial artículo y genial conclusión final!

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información