Influencia, posicionamiento Web y crecimiento de la marca

Influencia, posicionamiento Web y crecimiento de la marca

De acuerdo, admitámoslo. Se ha puesto de moda la influencia, todos buscamos ser influyentes, buscamos que nuestro Klout (cáclculo de nuestra influencia social) crezca y crezca y que la calidad reconocida por nuestras redes se demuestre a través de la acción constante de compartir.

Necesitamos también redactar contenidos de altísima calidad, los que sólo se logran ahondando en nuestras experiencias y conocimientos, en nuestros aprendizajes y su reflejo en el contexto 2.0 (ubicuo e híper expuesto; una bomba de relojería para la exigencia) y centrándolo en el contexto de las necesidades del público objetivo que queremos cautivar. Necesitamos, en definitiva, que se nos reconozca como “referentes”.

Y en torno a ello gira el SEO social, el marketing de contenidos y sus ramificaciones eficientes (marketing de influencia, marketing emocional, etc.) .

Marcas personales, influencias individuales unidas en busca de la eficiencia

Las marcas se híper segmentan en personas con la llegada de Google+, y aunque son muchas las cartas que auguran el mantenimiento del liderazgo por parte de Facebook, Google+ se ha consolidado como el responsable del ciclo de las marcas personales, la experiencia del consumidor, el factor humano, el marketing de contenidos… la influencia.

Avanzamos hacia un nuevo ciclo en el que el orden social estará compuesto por marcas personales, quienes deben lograr a través del esfuerzo constante, la formación permanente y la adaptación ininterrumpida, continuar con la senda del crecimiento de aquello que emprendieron.

La influencia, medición hoy tangible

La influencia hoy emerge como una de esas variables siempre subjetivas, pero que en el ciclo de la integración social adquiere una magnitud superlativa. Hoy, la única forma de generar confianza es a través de la influencia.

No es un tema menor que, de la eclosión de las redes sociales, surge la figura del prosumidor, fusión entre el consumidor y el productor que todos llevamos dentro; lo que ha supuesto un cambio total de paradigmas vinculados a la forma en la que nos comunicamos y, por lo tanto, consumimos.

Y es específicamente la forma en la que nos comunicamos la que construye un nuevo entramado en el que marcas conformadas por influencia personal, logran satisfacer necesidades de otras marcas en las mismas condiciones, logrando además la retroalimentación en forma de alianza o sinergia innovadora, y con ello el crecimiento global del entramado social.

Las inversiones en marketing y publicidad en los negocios online, siguen su senda ascendente. Estamos ad-portas de iniciar el tan esperado 2012 y las previsiones apuntan a una consolidación del marketing de contenidos como eje central de los negocios online.

Influencia, tráfico, posicionamiento y conversión

Sólo a través de la calidad, naturaleza de experto y compromiso que muestren los textos con los que las marcas se vinculan con sus seguidores, y sólo a través de la constancia en nuestras acciones, lograremos ser más influyentes.

Y hoy, la influencia se vincula con el posicionamiento Web, la conversión del tráfico, la fidelización de nuestros clientes y su naturaleza de embajadores y la innovación permanente surgida como resultado del diálogo. La influencia es mucho más que acción social; es una nueva civilización eficiente y exigente, nuevo marketing para el nuevo factor humano.

¿Cómo se logra la influencia?

Existe un conocimiento individual de nuestro potencial cliente y un conocimiento colectivo de las tendencias. Es necesario identificarlos a los dos.

La localización de la mano de la Web móvil sigue avanzando, es por ello que adaptarse a la identificación de necesidades e intereses y conocer la forma en la que los consumidores hoy construyen el “boca a boca” que determina la decisión de compra, es simplemente imprescindible.

Las métricas, única forma posible de conocer lo que nos demandan

Marketing avanza a través de las cuatro C que hoy lo lideran: compartir, cooperar, comprometerse y confiar; y las redes sociales son las plataformas donde se produce el nexo.

Y el contenido es imprescindible. La importancia de la autoría hoy supera todas las previsiones que podríamos hacer hace apenas dos años. La calidad de los textos centrados en la información de calidad en la entrega de respuestas a dudas y preguntas que surgen en el camino a la fidelización con una marca, es lo que aporta el valor agregado hoy, que se vincula a la diferenciación a través del contenido.

Todas estas variables son imprescindibles si buscamos la influencia en Internet, sin la cual, hoy, no es posible consolidar una marca.

Fotografía | esocialmediashop
En Recursos en web | Posicionamiento web y SEO social = influencia y calidad y 7 claves para lograr la influencia del nuevo posicionamiento Web

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas en la web, consideramos que aceptas su uso OKMás información